Detección de
GASES
STANDGAS PRO LCD TOX
Detector STANDGAS PRO LCD TOX

STANDGAS PRO LCD TOX

STANDGAS PRO LCD TOX es un detector autónomo de tecnología Electroquímica e Infrarroja para la detección de gases tóxicos y O2.


Funcionamiento autónomo, no requiere central.
 
Existe una nueva versión autónoma con comunicación RS485 direccionable compatible con las centrales DURGAS (a partir de la versión v04 de DURGAS).
 
Gases disponibles: CO, NO2, NH3, H2S, Cl2, SO2, CO2 y O2.
 
Incorpora funciones especiales:
– Control digital sobre el estado del sensor.
– Testeo automático de hardware.
– Filtro digital basado en muestreos variables de los promedios de los valores del sensor.
– Compensación térmica automática que proporciona una respuesta correcta ante variaciones de temperatura (STANDGAS O2 no precisa esta característica).
– Ajuste automático exacto del cero. Monitoriza el cero en relación con la respuesta del sensor y la electrónica. STANDGAS realiza automáticamente un test cada 30 minutos: si la deriva –drift- es mayor o menor del 2% del valor total de la escala, se reajustara a cero de lo contrario el dato se mostrara como una lectura.
– Otras funciones sólo accesibles en fábrica permiten conocer la vida útil restante del sensor, la fecha de fabricación y de la ultima calibración, además del número de serie.
 
Provisto de un display de 16 X 2 líneas, retroiluminado y tres teclas.
 
Permite programar el nivel de prealarma, nivel de alarma, estado inicial de la salida de maniobra, tipo de rearme manual o automático, temporización del rearme, activación o no de la acústica interna y posibilidad de inhibir el sensor para evitar maniobras inoportunas en caso de avería.
 
Calibrados en fábrica con gas patrón. No necesitan ser recalibrados en su puesta en marcha inicial.
 
Versión autónoma RS485: Especialmente indicada para su uso en laboratorios o zonas compartimentadas que además de uso local necesiten de un control y efectuar maniobras e informar de su estado remotamente. Pueden conectarse hasta 8 unidades por zona, manteniéndose su compatibilidad con el resto de gases.


Deja un comentario